De los datos a la inteligencia de negocios

Usted podría estar sentado sobre una fortuna sin saberlo. Los datos son una fuente de inteligencia de negocios de gran potencial.

Las empresas tienen grandes cantidades de datos sobre sus finanzas, clientes y operaciones. Todos estos datos pueden ser un recurso oculto incalculable que aumente su eficacia y márgenes de beneficio. Algunas empresas van más allá, utilizando ideas impulsadas por datos para tomar decisiones claves, desarrollar productos y crear nuevos modelos de negocio.

Muchas empresas tienen una idea intuitiva acerca de cómo les va, pero no utilizan los datos en forma clara. Con frecuencia, los emprendedores y gerentes están demasiado abrumados con las tareas diarias para centrarse en cómo recopilar datos o cómo podrían usarlo mejor para las decisiones. A menudo no se dan cuenta de lo valiosos que son sus datos.

Estos cuatro pasos estratégicos pueden orientarle sobre cómo convertir sus datos en inteligencia de negocios.

1. Comience en pequeño y revise lo que ya recopila

Es útil comenzar en pequeño con la recopilación de datos, especialmente si está empezando a pensar en cómo aprovechar los datos del negocio. Si trata de recoger demasiados datos de inmediato, podría terminar confundido acerca de cómo utilizar la información o números inexactos.

Generalmente, los recursos son limitados. Incluso, simplemente recolectar datos puede ser abrumador. Si está comenzando desde cero, elija dos o tres cosas para medir al principio. A medida que gane experiencia, puedes añadir más datos.

De hecho, su negocio probablemente ya está recolectando bastantes datos. Por ejemplo, puede necesitar datos sobre sus finanzas para propósitos tributarios y bancarios. También puede recopilar información de ventas y marketing, como detalles de clientes y datos sobre el tráfico de Internet y las interacciones de los medios sociales.

Los datos operacionales son otra fuente de datos que a menudo se ignoran. Considere la posibilidad de examinar las tasas de rotación de inventario, los márgenes del producto y el tiempo de inactividad de los empleados para encontrar áreas de su negocio que puedan mejorarse

2. Mida lo que importa a sus clientes

Para decidir qué datos son más útiles para recopilar, pregúntese qué quieren sus clientes y cómo pierde ventaja frente a los competidores. Por ejemplo, los clientes minoristas pueden desear tiempos de filas más cortos o un mejor servicio. Los datos útiles en este caso podrían incluir tiempos de espera, tasas de abandono de filas y tiempo medio para dar servicio a un cliente.

Si usted es proveedor de servicios, es posible que desee reunir datos sobre el tiempo de servicio, el tiempo de viaje a los trabajos y el tiempo perdido por falta de piezas o equipo.

También piense en los datos que podrían ayudar a aumentar los márgenes y reducir los costos. Por ejemplo, el seguimiento del volumen de negocios del inventario puede revelar que algunas líneas de productos no han tenido una venta en meses, mientras que otras suelen estar fuera de inventario. Los datos podrían ayudarle a reenfocar los esfuerzos en artículos de mayor margen, optimizar las tasas de reabastecimiento y reducir los costos de inventario.

3. Desarrolle su proceso de recolección de datos

Una vez que haya identificado los datos que desea recopilar, tómese el tiempo para desarrollar un sistema sólido de recopilación de datos: ¿con qué frecuencia va a recopilar los datos?, ¿hará controles puntuales de rendimiento?, ¿cómo va a registrar los datos y validar su exactitud?

De nuevo, si sólo está comenzando, es prudente empezar simplemente. Sólo tiene que empezar por escribir y ordenar en forma sencilla los datos. Tratar de escalar desde el primer día será demasiado abrumador para muchas empresas y generalmente conduce a un desastre en lugar de una mejora significativa. Por ejemplo, no se va a construir una aplicación de control de datos o dashboard impresionante si sus datos están mal.

A medida que modifica su metodología y gana experiencia, puede progresar de una hoja de cálculo a paneles de control o dashboards y software empresarial, como la gestión de relaciones con el cliente (CRM) o sistemas de control de inventario.

Con una mayor variedad de datos y aún más sofisticación, usted puede considerar la creación de sus propias aplicaciones o la integración de la recopilación de datos en su negocio, como se puede realizar generalmente con un sistema de planificación de recursos empresariales (ERP).

4. Utilice los datos para las decisiones

A medida que se sienta cómodo con la recopilación de datos, es probable que vea mayores usos para la información en las decisiones de negocios. Con las nuevas tecnologías para integración y análisis de datos, las aplicaciones para generar inteligencia de negocios son cada vez más flexibles y sencillas de utilizar en el día a día de los negocios.

En lugar de avanzar por intuición, los datos pueden ayudarle a averiguar cuál será su próximo producto, dónde expandir las operaciones, cómo personalizar las experiencias web de los clientes. El poder de los datos puede impulsar toda su estrategia de negocios.



Publicación más antigua Publicación más reciente